Skip to content

ELABORACION DE INSTRUMENTOS MUSICALES CON MATERIAL RECICLABLE

diciembre 10, 2011
El niño esta en su propia imaginaciòn y desarrollo su motricidad fina

La elaboración de instrumentos musicales con la utilización de material reciclable

Desde los primeros momentos de nuestra vida, abrimos los oídos y recibimos gran cantidad de información sonora: todo nuestro cuerpo se convierte en un maravilloso receptor de cualquier manifestación sonora. Así, el sonido pasa a ser compañero inseparable de nuestra realidad diaria.

Pero, ¿por qué no convertirnos también en “constructores, emisores de sonidos”? Es necesario implicar al niño en su propio proceso de aprendizaje. La experiencia se adquiere con la práctica diaria y es el núcleo central de los contenidos, sobre todo en las primeras etapas del sistema educativo.

Piaget afirma que al niño hay que presentarle materiales que despierten su curiosidad, les provoquen problemas y por medio de ellos se le debe conducir a soluciones espontáneas; por ello es necesario disponer de un material preparado por el educador.

Los niños pueden explorar materiales e instrumentos musicales, utilizar el propio cuerpo como medio de representación y comunicación musical, expresarse creativamente a través de diversos instrumentos musicales reciclados,  tener confianza en las elaboraciones musicales propias, conocer y valorar la importancia del reciclaje…

Podemos trabajar la utilización adecuada de instrumentos sencillos de fabricación propia para acompañar distintas canciones, reutilización y aprovechamiento de los materiales de desecho contribuyendo a reducir el nivel de contaminación y de residuos urbanos, exploración de las posibilidades sonoras de los materiales de desecho, iniciativa para aprender habilidades nuevas, disfrute con las propias elaboraciones y con las de los demás…

Algunos instrumentos musicales que podemos construir con los niños de educación infantil y primaria son los siguientes:

- perchas sonoras (colgando en perchas tubos de carretes de fotos vacíos o rellenos y en cantidades distintas),

- tambores de diferentes alturas (con globos y latas o tubos de cartón),

- xilófonos (con palos de polos, que son cada vez más cortos y más chicos),

palos de lluvia (tubos de cartón rellenos de semillas, piedras, que tienen clavado      clavos),

maracas (envases de yogurt rellenos de lentejas, garbanzos, arroz…),

-  guitarras (bote de suavizante con un agujero redondo en el centro y chinchetas a ambos lados para apretar las cuerdas. Un palo del polo se coloca debajo del agujero, quedando las cuerdas sobre él),

guantes sonoros (guante con cascabeles en los dedos),

-   baquetas (varillas de madera a las que se les pegan bolas de madera, plástico, corcho u otros materiales cubiertas con fieltro, goma, corcho, etc.)

-   flautas de pan (cortando tubos de plástico en distintos tamaños, con un corte inclinado y atándolos haciendo escala con un cordel),

-   tapas sonoras (aplastando por la mitad tapas metálicas de manera que atrapen un cordón, al que hacemos un nudo en el extremo para que no se escape).

Estos instrumentos los podemos utilizar al:  

- Imaginar que un niño es el director de orquesta y con su batuta, se coloca en el centro de la clase; los demás, sentados en semicírculo formarán grupos con un mismo instrumento. Al señalarles con la batuta, sólo tocarán los del mismo instrumento señalado, quedándose los otros en silencio y atentos cuando les toque. También el director puede hacer gestos como si tocara un instrumento, y los niños que tengan ese instrumento son los que lo tocarán; los demás estarán atentos y en silencio.

- Cantar una canción en la que cada grupo toca con sus instrumentos una estrofa distinta y el estribillo todos juntos.

- Bailar al ritmo de una canción que escuchemos, tocando todos a la vez los instrumentos; al parar la canción toda nos convertiremos en estatuas.

- Grabar los diferentes sonidos que hacen los instrumentos musicales realizados, y jugar a acertar cuales son al volver a escucharlos una vez grabados.

- Inventar una historia en la que aparezca su instrumento musical y representarla.

- Taparse los ojos con un pañuelo y cuando escuche sonar un instrumento musical debe acertar quién lo ha tocado y de qué instrumentos se trata.

La música resulta muy atractiva para todos los niños. Espontáneamente, cantan y bailan cuando escuchan una melodía o bien improvisan, rápidamente, sus propias canciones. Los niños de infantil y primaria experimentan con los instrumentos musicales y con todos los objetos a su alcance que se presten a ello.

Todas las actividades mencionadas anteriormente fomentan la creatividad, la solidaridad, la socialización, son ricas en posibilidades de integración de todo el alumnado, tienen un carácter lúdico y globalizador porque con ellas no sólo se trabaja la expresión musical, sino también la expresión plástica, dramática, el lenguaje…

Si entendemos la calidad de la enseñanza como la tarea de planificar, proporcionar y evaluar el currículum óptimo para cada alumno, dentro de una diversidad de alumnos que aprenden, la elaboración de los propios materiales, (en este caso, los instrumentos musicales con materiales de desecho), es una alternativa adecuada que nos permite mejorar la atención a esa diversidad de individuos.

La elaboración de instrumentos musicales con la utilización de material reciclable

Desde los primeros momentos de nuestra vida, abrimos los oídos y recibimos gran cantidad de información sonora: todo nuestro cuerpo se convierte en un maravilloso receptor de cualquier manifestación sonora. Así, el sonido pasa a ser compañero inseparable de nuestra realidad diaria.

Pero, ¿por qué no convertirnos también en “constructores, emisores de sonidos”? Es necesario implicar al niño en su propio proceso de aprendizaje. La experiencia se adquiere con la práctica diaria y es el núcleo central de los contenidos, sobre todo en las primeras etapas del sistema educativo.

Piaget afirma que al niño hay que presentarle materiales que despierten su curiosidad, les provoquen problemas y por medio de ellos se le debe conducir a soluciones espontáneas; por ello es necesario disponer de un material preparado por el educador.

Los niños pueden explorar materiales e instrumentos musicales, utilizar el propio cuerpo como medio de representación y comunicación musical, expresarse creativamente a través de diversos instrumentos musicales reciclados,  tener confianza en las elaboraciones musicales propias, conocer y valorar la importancia del reciclaje…

Podemos trabajar la utilización adecuada de instrumentos sencillos de fabricación propia para acompañar distintas canciones, reutilización y aprovechamiento de los materiales de desecho contribuyendo a reducir el nivel de contaminación y de residuos urbanos, exploración de las posibilidades sonoras de los materiales de desecho, iniciativa para aprender habilidades nuevas, disfrute con las propias elaboraciones y con las de los demás…

Algunos instrumentos musicales que podemos construir con los niños de educación infantil y primaria son los siguientes:

- perchas sonoras (colgando en perchas tubos de carretes de fotos vacíos o rellenos y en cantidades distintas),

- tambores de diferentes alturas (con globos y latas o tubos de cartón),

- xilófonos (con palos de polos, que son cada vez más cortos y más chicos),

palos de lluvia (tubos de cartón rellenos de semillas, piedras, que tienen clavado      clavos),

maracas (envases de yogurt rellenos de lentejas, garbanzos, arroz…),

-  guitarras (bote de suavizante con un agujero redondo en el centro y chinchetas a ambos lados para apretar las cuerdas. Un palo del polo se coloca debajo del agujero, quedando las cuerdas sobre él),

guantes sonoros (guante con cascabeles en los dedos),

-   baquetas (varillas de madera a las que se les pegan bolas de madera, plástico, corcho u otros materiales cubiertas con fieltro, goma, corcho, etc.)

-   flautas de pan (cortando tubos de plástico en distintos tamaños, con un corte inclinado y atándolos haciendo escala con un cordel),

-   tapas sonoras (aplastando por la mitad tapas metálicas de manera que atrapen un cordón, al que hacemos un nudo en el extremo para que no se escape).

Estos instrumentos los podemos utilizar al:  

- Imaginar que un niño es el director de orquesta y con su batuta, se coloca en el centro de la clase; los demás, sentados en semicírculo formarán grupos con un mismo instrumento. Al señalarles con la batuta, sólo tocarán los del mismo instrumento señalado, quedándose los otros en silencio y atentos cuando les toque. También el director puede hacer gestos como si tocara un instrumento, y los niños que tengan ese instrumento son los que lo tocarán; los demás estarán atentos y en silencio.

- Cantar una canción en la que cada grupo toca con sus instrumentos una estrofa distinta y el estribillo todos juntos.

- Bailar al ritmo de una canción que escuchemos, tocando todos a la vez los instrumentos; al parar la canción toda nos convertiremos en estatuas.

- Grabar los diferentes sonidos que hacen los instrumentos musicales realizados, y jugar a acertar cuales son al volver a escucharlos una vez grabados.

- Inventar una historia en la que aparezca su instrumento musical y representarla.

- Taparse los ojos con un pañuelo y cuando escuche sonar un instrumento musical debe acertar quién lo ha tocado y de qué instrumentos se trata.

La música resulta muy atractiva para todos los niños. Espontáneamente, cantan y bailan cuando escuchan una melodía o bien improvisan, rápidamente, sus propias canciones. Los niños de infantil y primaria experimentan con los instrumentos musicales y con todos los objetos a su alcance que se presten a ello.

Todas las actividades mencionadas anteriormente fomentan la creatividad, la solidaridad, la socialización, son ricas en posibilidades de integración de todo el alumnado, tienen un carácter lúdico y globalizador porque con ellas no sólo se trabaja la expresión musical, sino también la expresión plástica, dramática, el lenguaje…

Si entendemos la calidad de la enseñanza como la tarea de planificar, proporcionar y evaluar el currículum óptimo para cada alumno, dentro de una diversidad de alumnos que aprenden, la elaboración de los propios materiales, (en este caso, los instrumentos musicales con materiales de desecho), es una alternativa adecuada que nos permite mejorar la atención a esa diversidad de individuos.

About these ads

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: